Entre Canasta y Canasta

Portada Información Web Ultimas Publicaciones Varios Registrarse

Técnica Individual Conceptos Entrenamientos Sistemas de Defensa Ataque Dinámico

Sistemas de Ataque Jugadas Especiales Scouting Opinión Colaboraciones

Juegos Predeportivos Preparación Física ConsultasApuntes de BaloncestoContacto

TECNICA.INDIVIDUAL

 

El Pase

 

El baloncesto se convierte en juego colectivo mediante el fundamento del pase. La rapidez de los desplazamiento del balón favorece el juego del equipo.

Un equipo carece de buen juego de ataque si no tiene dominio en los pases y no es posible ver un buen equipo de baloncesto sin habilidad en ellos. Las pérdidas de balón son, con frecuencia, causa determinante de las derrotas al verse reducido el número de tiros a la canasta minimizando los aciertos de los buenos tiradores. Consecuentemente diremos que un equipo con pocas pérdidas de balón  tiene muchas posibilidades de ganar cualquier partido.

Las ventajas del buen pase son:

  • La culminación de una situación favorable cuya resolución ha sido favorecida por una buena acción conjunta, tanto del pasador como del receptor.
  • La posibilidad de que el receptor efectúe una acción de tiro o de penetración inmediata a la recepción del balón, sorprendiendo a la defensa.

Para dominar el pase es necesario seleccionar adecuadamente el tipo de pase más útil para la ocasión, y además dominar una serie de aspectos técnicos:

  • Control visual de los compañeros y defensores. Ajustar los pases en relación al receptor y su defensa. Precisión.
  • Pases fuertes y rápidos. No violentos. Trayectoria lineal. Utilizar los pases picados solo en espacios cortos y con malos ángulos.
  • Autobloqueo al recibir. El receptor debe pedir el balón con la mano exterior.
  • Pasar el balón al lado alejado del defensor.
  • Usar fintas y pivotes, en las ocasiones que lo requieran, son responsabilidad, en el éxito del pase, tanto del pasador como del receptor. No descubrir la dirección del pase. Engañar con la cabeza, los pies y el balón.
  • No mirar directamente al compañero receptor.
  • Pasar con la mano más cercana al receptor. Elegir el tipo de pase más apropiado a cada situación. Control con las puntas de los dedos.
  • Tener en cuenta la relación velocidad-distancia.

El defensor ofrece unas zonas por las que el balón puede ser pasado. Las zonas próximas al cuerpo y la cara y las de los pies son las más adecuadas para pasar el balón en dirección al compañero receptor.
 
DETALLES TÉCNICOS DEL PASADOR

  • No agarrar el balón con las palmas.
  • No abrir los codos al pasar.
  • Control visual de la defensa.
  • Antes de pasar se ha de fintar. Engaña con el pase picado y pasa alto, y al revés.
  • Pasar al lado favorable de recepción. Buscar buen ángulo. Pasar con la mano más cercana al receptor.
  • Preferentemente equilibrado, con los pies en el suelo.
  • Tener el balón en condiciones de pasar, tirar o botar.
  • No pasar el balón blando. Tampoco de forma violenta. Pases rápidos. Trayectoria lineal. Precisión.

En el pase intervienen cinco factores determinantes:

  • El aspecto estratégico.
  • La concentración.
  • El movimiento después del pase.
  • El receptor.
  • El pasador. El aspecto técnico.

EL ASPECTO ESTRATÉGICO

Ha de saberse elegir entre la conveniencia del pase o el control del balón, en dependencia a la situación de la defensa adversaria, y el factor de riesgo que se pueda asumir en la relación tiempo-tanteo.

LA CONCENTRACIÓN

Nos permite reconocer la situación de los posibles receptores y sus defensas, y elegir la acción más útil y correcta. Una concentración adecuada nos permitirá, además, entender y reaccionar rápidamente para decidir cómo, cuándo y dónde debe ser pasado el balón.

EL MOVIMIENTO DESPUÉS DEL PASE

Las acciones posteriores al pase sitúan al jugador en las opciones de participar en el desarrollo de diversas situaciones colectivas del juego. Cuando se realiza un pase, el receptor tiene que saber qué hace el jugador que le ha dado el balón, por lo que la acción que éste efectúe deberá ser favorable par el equipo.

El jugador que pasa el balón puede desarrollar los conceptos siguientes:

  • Realizar un aclarado y jugar su opción tras la inversión del balón.
  • Ir tras el balón y pedirlo mano a mano.
  • Bloquear directamente al jugador que tiene el balón
  • Bloquear a un tercer jugador en bloqueo indirecto.
  • Buscar una recepción cortando hacia canasta para recibir el balón, por delante o en puerta atrás, o situándose en una posición de ventaja para recibirlo.

EL RECEPTOR

La responsabilidad en el éxito del pase está compartida entre el pasador y el receptor. Para el éxito de un pase, las maniobras del receptor para situarse en las mejores condiciones son tan decisivas como las del pasador.

El trabajo del receptor es la de buscarse la mejor posición para recibir el balón, mediante fintas, autobloqueos, cortes y puerta atrás. Debe proporcionarse ventaja y abrir una línea de pase óptima en condición favorable respecto a la defensa y el aro:

  • Las piernas adoptan una posición flexionada, tanto más cuanto más próximo esté la defensa y se tenga que trabajar el autobloqueo.
  • Para que el compañero con balón sepa dónde pasar el balón, el receptor marcará con la mano la dirección del pase.
  • Si el defensor sobremarca, el receptor debe ir a por el balón y proteger la recepción con el cuerpo.
  • El pasador debe seleccionar la dirección del pase, hombro interior o exterior, en relación al desplazamiento del receptor y su defensa sabiendo la respuesta que va a dar su compañero a la reacción de su defensor.

El receptor dependiendo de la dirección del pase, tomará el balón con las dos manos o con una sola para atraerlo al contacto de las dos e iniciar el siguiente gesto.

  • Se controlará el balón con los dedos.
  • En general ir a por el balón. No permanecer con los pies quietos.
    • En los pases cortos dando un paso hacia el balón.
    • En los pases largos dependerá del tipo del pase y de la defensa.
  • Proteger el balón:
    • Dependerá de la acción del defensor y de la posición en la cancha.
  • Encarar el aro de forma inmediata.
  • El balón siempre en movimiento.
    • Tirando a canasta.
    • Driblando.
    • Pasando.
    • Amagando.
    • Pivotando.

La recepción se puede dividir en dos tipos:

  • Recepción estática
  • Recepción en movimiento

En ambos supuestos el balón se puede tomar de dos maneras:

  • Con dos manos
  • Con una mano

DETALLES TÉCNICOS

  • Controlar constantemente el balón. No perderlo de vista.
  • Relajado.
  • Busca el balón.
  • Indica el punto de recepción.
  • Las manos sobre la cintura.
  • Viendo el balón hasta contactar con él.

RECEPCIÓN EXTERIOR

Se intentará recibir lo más próximo al aro. Hacerlo así crea la máxima presión al defensor. El atacante, cuando recibe el balón en posiciones próximas al aro, podrá tirar con el mejor porcentaje, le permitirá abrir líneas de pase hacia el interior o penetrará con éxito hacia el aro.

El receptor deberá dar un paso hacia el balón, lejos de la defensa y no esperar que le llegue el balón. Una vez recibido el balón en posición exterior, deberá girarse hacia el aro utilizando el tipo de pivote que le sitúe lo más rápidamente en posición de triple amenaza. Este tipo de pivote se determinará en relación a la presión de la defensa y de la acción posterior. Las capacidades técnicas y físicas son determinantes para la selección de esa acción.

RECEPCIÓN INTERIOR

Uno de los objetivos más importantes que se marcan los equipos de baloncesto en el desarrollo de su juego colectivo es que los jugadores interiores reciban balones. Generalmente, en las transiciones la primera intención es hacer llegar un balón interior. Una lenta adaptación a la fase defensiva del equipo contrario puede favorecer canastas fáciles.

La recepción próxima a la canasta de cualquier jugador es una amenaza para la defensa. Esta, se verá obligada a cerrarse, con lo que se abrirán líneas de pase y posibilidades en el juego exterior. Esta recepción se convierte en una lucha por la posición.  Según se comporte la defensa se deberá controlar la posición en autobloqueo con la pierna y el brazo más próximos al defensor, extendiendo la pierna y el brazo alejado para abrir una línea de pase. Los movimientos cortos, las fintas y los pivotes son imprescindibles para conseguir una buena posición interior.

La coordinación temporal entre receptor y pasador es en este punto esencial, por lo complicado que resulta conservar esta posición.

RECEPTORES PARADOS Y EN MOVIMIENTO. NORMAS COMUNES

  • El receptor mira siempre el balón hasta su agarre.
  • El receptor facilitará el pase mostrando el punto de recepción.
  • El “timing” es indispensable. 
  • Antes de recibir el balón se deberá preparar la posterior acción técnica.
  • Al recibirlo es imprescindible la protección del balón y el control del juego.

EL RECEPTOR ESTÁTICO

El defensor del jugador ubicado cerca de la canasta dificultará la recepción de los pases interiores. El jugador receptor deberá saber mantener contacto con el defensor con autobloqueos. Mantendrá inmóvil como pie pivote el pie más próximo al defensor, controlando al defensor con el brazo interior y pidiendo el balón con la mano exterior.

  • La recepción será con la mano exterior, saliendo a por el balón si procede con el movimiento lateral del pie exterior.
  • El pase debe ir dirigido donde nos lo pida el receptor. En el caso de que el receptor esté parado, el balón deberá pasarse al punto alejado del defensor usando el tipo de pase más adecuado.
  • Si el receptor tiene la mano alta con los dedos apuntando hacia arriba, usaremos un pase sobre la cabeza con dos manos o al lado de la cabeza con una mano. Si el receptor tiene la mano baja, se usará un pase picado.

 

La posición del receptor no determina el mismo tipo de pase. El tipo de pase lo determina el ángulo y la defensa. Estando el receptor en el poste bajo, en línea entre el pasador y el aro, el pase deberá ser picado. En esa misma posición, con el pasador fuera de la línea entre receptor y aro, el pase debería ser alto con una o con dos manos, encima de la cabeza.

  • Al recibir el balón mantener un pie inmóvil en pivote.
  • Proteger el balón del defensor con el brazo y el cuerpo.
  • Para recibir el balón, extender el brazo y el pie del lado alejado del defensor.

RECEPCIÓN CON DOS MANOS

Si el balón llega de frente y al pecho, el balón se toma con las dos manos.

  • En posición básica.
  • Las palmas de las manos en dirección al balón.
  • Extender las manos, dando un paso, al encuentro del balón.
  • Al recibir el balón, amortiguar el pase flexionando los brazos.
  • Colocar el balón en triple amenaza. Encarar el aro girando el cuerpo.

RECEPCIÓN CON UNA MANO

Si el balón llega lateralmente:

  • En posición básica.
  • Se extiende la mano, pidiendo el balón en el punto en que se quiere recibirlo o en la trayectoria del balón.
  • La palma de la mano mira el balón.
  • Al recibir el balón, amortiguar el balón flexionando el brazo. Después, asegurar el balón con las dos manos.
  • Situar la posición en triple amenaza, encarando hacia el aro.

El punto de recepción del balón corresponde al pasador. Está influido por la defensa y/o la dirección del desplazamiento del receptor. Cuando se recibe en una posición exterior y no hay presión defensiva, el pie de pivote se puede hacer corresponder con el mismo lado de la mano de recepción. Este giro es necesario para encarar rápidamente el aro, poder realizar una salida abierta por el lado contrario a la recepción del balón e invertir el balón de lado. También se puede hacer coincidir el pie pivote contrario a la mano de lanzamiento para jugar 1x1.

RECEPTOR EN MOVIMIENTO

El pase deberá ir adelantado, teniendo en cuenta los siguientes condicionantes:

  • Las líneas de los límites del campo.
  • La proximidad de la canasta.
  • La defensa.
  • La velocidad del receptor.
  • La dirección del receptor.
  • La distancia del receptor.

El pase irá dirigido a la altura de la cabeza, en pases largos, o a la altura de la cadera para pases picados, teniendo en cuenta la relación velocidad-distancia.

  • Alargar la pierna del mismo lado que la mano de recepción. El primer contacto es con la mano alejada.
  • Al recibir el balón, colocar la palma de la mano de frente a la trayectoria del balón.
  • El balón se lleva a la otra mano para controlarlo junto al cuerpo.

EL PASADOR. EL ASPECTO TÉCNICO

El buen pasador es el que domina todas las formas posibles de pase y su mejor selección. Tiene recursos y sabe escoger correctamente el tipo de pase adecuado a cada situación.

En este apartado técnico intervienen de forma determinante:

  • La recepción del balón, dependiendo de la dirección del pase y la defensa.
  • Las presas del balón.
  • El equilibrio.

Los tres conceptos fundamentales del pase que a continuación explicamos son:

  • El ángulo del pase.
  • La dirección del pase.
  • Los tipos de pases.

EL ÁNGULO DEL PASE

  • Lo mejora el pasador directamente, mediante pivotes, elección de mano cercana al receptor o con desplazamientos en bote.
  • Lo   mejora   el   receptor,   mediante   autobloqueos,   fintas   y desplazamientos para buscar espacios adecuados.
  • Dependiendo de la trayectoria del receptor, se puede apoyar en un tercer jugador, que colabora para hacer llegar el balón.

LA DIRECCIÓN DEL PASE

La dirección del pase depende de varias circunstancias.

  • Según la mano-señal del receptor. Si la mano está baja con los dedos señalando el suelo, se está pidiendo un pase picado. Si pide el balón con la mano alta, alejada del defensor, está pidiendo un pase alto.
  • Según la dirección del desplazamiento.
  • Según la defensa. Pase a hombro interior o exterior.

LOS TIPOS DE PASES

Cada situación de juego requiere su adecuado tipo de pase, de ahí que la elección del pase a emplear sea decisiva para su éxito.

Detalles técnicos comunes a todos los tipos de pases:

  • Control con las yemas de los dedos.
  • Codos dentro.
  • Presas paralelas. Muñecas flexionadas.
  • Balón a la altura del pecho.
  • Estirar los brazos.
  • Seguir la trayectoria con el cuerpo.
  • Descansar las muñecas.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Subir
website counter

Recuerda la dirección de esta web añadiéndola a tu lista de: FAVORITOS

 

 

 

 

 

 

Dribling

 

RETENCIÓN DEL BALON

En tiempos en que no existía penalización por tiempo de posesión del balón, cierto entrenador cayó enfermo el día en que su equipo debía enfrentarse a un adversario que empleaba defensas en zona. Aquella era la primera vez en el año que su equipo atacaría este tipo de defensa.

Llamó a los jugadores y desde el lecho les impartió las instrucciones finales: “Quiero que salgan a la cancha y ganen este partido por mí. Solo quiero que hagan una cosa: cuando saquen una ventaja de cinco puntos retengan el balón”. Los jugadores estrecharon la mano de su entrenador y le prometieron seguir sus instrucciones.

Cuando terminó el partido, el equipo al completo se presentó en la habitación de su entrenador.
“¿Quién ganó?” – preguntó el entrenador -.
“Nosotros” – dijo el capitán -.
“¿Cuál fue el resultado final? – volvió a preguntar el enfermo -.
La respuesta no se hizo esperar: “¡5 a 0, entrenador!”