Entre Canasta y Canasta

Portada Información Web Ultimas Publicaciones Varios Registrarse

Técnica Individual Conceptos Entrenamientos Sistemas de Defensa Ataque Dinámico

Sistemas de Ataque Jugadas Especiales Scouting Opinión Colaboraciones

Juegos Predeportivos Preparación Física ConsultasApuntes de BaloncestoContacto

ENTRENAMIENTOS

 

 

Entrenamiento del Tiro

 

INTRODUCCIÓN  
LA TÉCNICA
La Técnica del Tiro a Canasta
La Técnica del Tiro Libre
Las Correcciones del Tiro a Canasta
LA INTENSIDAD  
LOS OBJETIVOS Determinar los Objetivos

 

 

INTRODUCCIÓN

 

La razón del mal porcentaje en el tiro a canasta en el baloncesto no es la falta de práctica sino la utilización de una técnica inadecuada. Una cosa es entrenar el tiro a canasta y otra distinta es tirar a canasta con buena técnica, con intensidad y con un objetivo.

“Con el entrenamiento no se consigue la perfección; con el entrenamiento perfecto se alcanza la perfección”. Este es el concepto a tener en cuenta.

  • La técnica es el método que se usa para el lanzamiento del balón a la canasta.
  • La intensidad es el dinamismo aplicado en la acción de tirar.
  • El objetivo es el propósito del entrenamiento para la obtención de unas metas específicas.

Subir

 

LA TÉCNICA

 

LA TÉCNICA DEL TIRO A CANASTA

 

Posición base.

La posición base es la disposición de los pies para tirar a canasta en equilibrio. Las rodillas deben doblarse, la espalda recta y las manos listas para tirar.

Las piernas flexionadas dan fuerza para saltar. Para un jugador diestro el pie derecho estará ligeramente adelantado respecto del pie izquierdo, aproximadamente ½ pie. El pie derecho apuntando a la canasta y el otro pie abierto en pequeño ángulo.

Es importante el hábito de tener las rodillas flexionadas en el momento de recibir el balón, preparadas para el salto o la penetración hacia la canasta en una acción inmediata.

Frecuentemente muchos jugadores cogen el balón en posición erguida,  de forma que si quieren saltar en suspensión para efectuar un tiro a la canasta tendrán que flexionar primero las rodillas.  Esta acción tiene dos efectos negativos:

  • Al realizar una flexión rápida, el jugador tiene que obtener en esa acción el equilibrio necesario para tirar a canasta con efectividad.
  • El tiro a canasta es más lento y por lo tanto menos eficiente teniendo en cuenta la obligada urgencia ante la recuperación del defensor 

“Un Jugador que coge el balón preparado para tirar es una constante amenaza”

 

Focalizar el blanco

Al lanzar a la canasta el jugador debe mirar un punto del blanco. La mayoría de los jugadores fallan sus lanzamientos por no focalizar el blanco. Hay tres puntos sobre los que el jugador puede concentrar la visión:

  • La parte trasera del borde del aro.
  • La parte frontal del borde del aro.
  • En medio del aro: los ojos no pueden enfocar sobre ningún objetivo.

Normalmente se recomienda tirar corto sobre la parte posterior del borde aro.

 

Posición del balón

El codo debe estar debajo del balón. El codo es como la bisagra de una puerta, puede ir únicamente en una dirección,  por lo tanto si el codo está abierto hacia fuera, en esa dirección es hacia donde probablemente irá el balón. Si el codo se pone debajo del balón y señala el aro el tiro debería ir hacia la canasta.

La mano, el antebrazo y el codo están alineados. La muñeca flexionada, dispuesta para el lanzamiento.

Con esta técnica el jugador está en disposición de tener un tiro eficaz.

La sujeción del balón es un punto importante. Los dedos de la mano lanzadora se reparten cómodamente separados sobre el balón señalando el cielo. La palma no contacta con el balón condicionado por la apertura del dedo pulgar. Los dos pulgares de las manos forman una “T”.

La presión en el balón se debe aplicar con la yema de los dedos. La mano de apoyo, la mano izquierda en los jugadores diestros, es fundamental para el buen lanzamiento a canasta. Si el jugador la sitúa sobre el balón dejará pronto su función de apoyo, lo mismo que si la sitúa demasiado baja. La posición de la mano izquierda situada  al lado, en prolongación del brazo sin flexión dorsal, efectúa la función de apoyo.

“Un tiro  con buena base en la sujeción del balón es un tiro fácil de mejorar”

En el momento del tiro el jugador eleva el balón con el codo en dirección a la canasta evitando los tiros en desequilibrio, en movimiento o manteniendo el balón en las manos demasiado tiempo.

  • Debe evitarse el tiro en movimiento porque es igual que tirar a un blanco móvil, en donde aumenta el porcentaje de fallos. Para este tipo de tiros hay un tiempo y un lugar. Por ejemplo se pueden realizar cerca de la canasta por un tirador menor en estatura que su adversario.
  • Debería evitarse el exceso del tiempo de suspensión demorando el tiro y liberándolo después de alcanzar la máxima altura del salto, lo que significa que el jugador tira en la caída de la fase aérea, porque hace el tiro demasiado lento y necesita realizar un salto potente que puede ocasionar desequilibrios.

Desafortunadamente los entrenadores no enseñan a sus jugadores cómo analizar su tiro. Sólo saben que no encestan lo que quisieran analizando los porcentajes controlados por las estadísticas. Los jugadores deben de saber por qué fallan los tiros, si no saben hay poca esperanza de que sean buenos tiradores. Algunos defectos son los siguientes:

  • Balance inadecuado, pies no alineados respecto del aro.
  • No mirar el blanco, no enfocar un punto del aro.
  • No situar el codo debajo del balón.
  • Lanzar el balón después de alcanzar el punto alto de su salto.
  • No extender totalmente el codo.  

Recuerda el dicho, "Si das un pescado a un hombre comerá un día; si le enseñas a pescar comerá siempre”

Subir

 

EL TIRO LIBRE

 

Fase de preparación

  • Concentración y afirmaciones positivas fuera de la línea de tiro.
  • Poner  el pie que corresponde con la mano que tira cerca de la línea, ligeramente adelantado respecto del otro pie.
  • Desarrollar una rutina.
  • En perfecto equilibrio.
  • La mano de apoyo situada al lado del balón.
  • La mano lanzadora situada detrás del balón.
  • Codo en posición natural.
  • Balón a la altura de la clavícula. Un buen método para  alinear la cadera, el codo y el balón con jugadores en formación es que el balón inicie la elevación después de tocar el muslo del lado del lanzamiento.
  • Hombros relajados.
  • Concentración en el objetivo.
  • Respirar hondo.
  • Apnea respiratoria

 

Fase de ejecución

  • Mirar el objetivo.
  • Extender las piernas, espalda y hombros.
  • Extender el brazo.
  • Flexión anterior de la muñeca y dedos.
  • El balón sale dando vueltas.
  • Tener el balón controlado hasta que se suelta hacia la canasta.

 

Fase de seguir el balón

  • Seguir mirando el aro.
  • Brazo en extensión.
  • El dedo índice señala el objetivo.
  • La palma de la mano lanzadora hacia abajo.
  • Los dedos de la mano de apoyo miran hacia arriba frente a la muñeca de la mano lanzadora.
  • Mantener el brazo arriba y la mano hasta que el balón pasa por la red.

Subir

 

LAS CORRECCIONES DEL TIRO A CANASTA


 
El balón se desvía al lado derecho de la canasta.

  • Causa Probable: El codo no apunta hacia el aro o tiene poca influencia la mano de apoyo en el equilibrio del balón.
  • Solución: Codo debajo del balón en dirección al borde del aro o más control del balón con la mano izquierda.

 

El balón sobrepasa la canasta.

  • Causa Probable: Los hombros o las piernas se mueven interviniendo negativamente en el tiro. Intervención de estímulos extras.
  • Solución: Economía en los movimientos. Control de los hombros y caída después del salto en el sitio de partida. Verticalidad en el salto.

 

Lanzamiento raso con mala incidencia respecto del aro.

  • Causa Probable: El codo no inicia el lanzamiento desde la posición elevada.
  • Solución: Elevación vertical del balón desde el inicio coincidente con el salto, hasta situar el codo en dirección hacia el aro. Extensión coordinada del brazo y de la muñeca de la mano lanzadora.

 

El tiro queda corto.

  • Causa Probable: Excesiva elevación del balón o tiro fuera de distancia. El balón no gira.
  • Solución: Limitar el ángulo de la extensión del brazo o realizar tiros más cerca de la canasta adaptados al desarrollo físico y a las características particulares. Verificar que el balón se libera desde la punta de los dedos y no desde la palma.

Estas son algunas razones comunes de por qué se malogran los tiros. Pero, a veces el caso no puede ser tan simple. Cada jugador es diferente y cada problema debería de tratarse como tal. Hay factores biomecánicos que impiden el cambio técnico y cuya solución consiste en que el jugador se adapte a sus condicionantes. Por ello, cada jugador debe desarrollar su propio tiro conservando los elementos técnicos fundamentales.

Subir

 

LA INTENSIDAD

 

Tirar es una cosa, pero tirar con la intensidad que exige el juego en situación real es otra.  “Jugarás como entrenas”. El jugador debe entrenar la técnica del tiro con la intensidad del juego, recibiendo en movimiento y cansado, porque es así como frecuentemente tirará en el juego real.

Muchos jugadores entrenan el tiro desde diferentes marcas descuidando una cadena entera de sucesos en el juego que conduce a esos lanzamientos.  Por ejemplo, el jugador que entrena desplazamientos defensivos alternando con tiros libres, tiros desde dribling y tiros desde marcas de diferentes distancias con recepción en movimiento va a tener mejores porcentajes en el juego que el jugador que practica los tiros estáticos. 

La imaginación es importante cuando se entrena el tiro. Debe fingir ver la defensa y representar la mejor opción. Por lo tanto el jugador ha de imaginar la reacción del defensor a la finta aunque el adversario no esté ahí y repetir las acciones cuando juegue contra un adversario real. El entrenamiento refuerza los buenos hábitos enviando señales a los músculos para reaccionar en las situaciones previstas. 

Subir

 

LOS OBJETIVOS

 

El jugador debe tener un objetivo concreto. Tener objetivos significa que el jugador debe marcarse metas y tratar de alcanzarlas. Debe marcarse metas para tratar de ser mejor de lo que era antes de iniciar un programa de entrenamiento. Cada vez que el jugador inicia una sesión de entrenamiento debería tratar de ser mejor que lo fue en el entrenamiento anterior.  

Tirar con un propósito de mejora progresiva. Si el jugador tira diez tiros desde cinco marcas diferentes debería colocar una meta, por ejemplo conseguir el 50%. Si no consigue el 50% desde una marca se penaliza con una carga física de velocidad o desplazamientos defensivos. Una vez alcanzado el porcentaje del 50%, se aumenta la meta al 60%. De esa manera alcanzará la mejora. Cuando se consigue un porcentaje conforme a los objetivos marcados, aumenta el número de lanzamientos, por ejemplo, a 15 o 20 tiros desde la marca.

Este modelo para la mejora del tiro se aplicará con acciones más dinámicas una vez conseguida la técnica apropiada de tiro, teniendo en cuenta la actividad que demanda el juego real, como por ejemplo:

  • Diferentes tipos de dribling y paradas.
  • Recepciones en movimiento en todas las direcciones.
  • 1x1 con recuperación defensiva tardía.

Los jugadores deberían ejercitar este u otro modelo de entrenamiento para mejorar el tiro, registrando los porcentajes de cada participación sobre un período de tiempo determinado.

Subir

 

DETERMINAR LOS OBJETIVOS

 

Decide
Cual es el objetivo. Sé específico. Escribiéndolos tienen más sentido y hacen mayor impresión en el subconsciente.

Establece
Una fecha tope para cuándo quieres conseguir tus metas. Pon un tope y así podrás evaluar la progresión. Ponlas en orden de prioridad y por tiempo.

Disciplina
Conseguirás tus metas a través de la autodisciplina. Aprende a decir “no” a ti mismo.

Imagina
Tienes que imaginarte consiguiendo el objetivo. El trabajo mental ayuda a conseguir las metas.

Constancia
Pon las metas y los resultados parciales en un sito que los puedas ver fácilmente. Haz realidad tus deseos con un trabajo constante y tenaz. 

Subir

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Subir
website counter
Recuerda la dirección de esta web añadiéndola a tu lista de: FAVORITOS