Entre Canasta y Canasta

Portada Información Web Ultimas Publicaciones Varios Registrarse

Técnica Individual Conceptos Entrenamientos Sistemas de Defensa Ataque Dinámico

Sistemas de Ataque Jugadas Especiales Scouting Opinión Colaboraciones

Juegos Predeportivos Preparación Física ConsultasApuntes de BaloncestoContacto

ENTRENAMIENTOS

 

El Entrenamiento del Baloncesto

 

Un plan de entrenamiento perfectamente definido es una tarea multidimensional en la que se relacionan diferentes factores que inciden unos sobre otros, y que requiere del entrenador grandes dosis de experiencia y de paciencia. La correcta planificación del proceso de entrenamiento es una tarea muy laboriosa.

En el proceso de entrenamiento intervienen los siguientes tipos de materias: 

Preparación física: parte del entrenamiento que busca mejorar el potencial físico y la capacidad de trabajo, en base a sistemas de carga.

Preparación técnica: el objetivo es el aprendizaje y perfeccionamiento de gestos motrices que permiten resolver los problemas que plantea la competición.

Preparación táctica: parte del entrenamiento cuyo objetivo es el de dosificar el esfuerzo y establecer la estrategia de cara a los oponentes.

Preparación psicológica: parte del entrenamiento que utiliza recursos psicológicos para disponer del máximo potencial para entrenar o competir.

Preparación biológica: parte del entrenamiento que engloba medidas para facilitar la recuperación del deportista, asimilar el trabajo y evitar lesiones. Se aplica tras el deterioro del cuerpo por el entrenamiento.

  • Medios naturales de recuperación (horas de descanso)
  • Medios psicoterapéuticos (masaje, hielo, sauna...)
  • Nutrición (antes, durante y después)
  • Farmacológica (vitaminas, ayudas ergogénicas)
  • Medios permanentes (alternar trabajo y descanso, revisiones médicas, alimentación, etc.)

Preparación teórica: parte del entrenamiento que busca darle información y enriquecerlo, que permite competir y entrenar más y mejor, educarle como ser humano, etc.

  • Reglamento y normas.
  • Comprensión y análisis de la técnica deportiva.
  • Conocimiento del fundamento sobre el desarrollo de las capacidades motrices coordinativas y condicionales.
  • Planificación del entrenamiento ¡que conozca y participe!.
  • Lesiones: prevención y tratamiento (conocimientos elementales).
  • Relaciones interpersonales.
  • Bases psicológicas.
  • Nutrición y alimentación.
  • Adaptaciones como consecuencia del proceso de entrenamiento.

La elaboración de los planes de entrenamiento, tradicionalmente, ha sido un proceso autodidacta y subjetivo en el que los entrenadores registraban o anotaban algunos de los elementos que definen una tarea/ejercicio en un entrenamiento. Hoy día se debe seguir un proceso de planificación del entrenamiento completo, temporada, macrociclos, mesociclos, microciclos, sesiones y tareas.

La concreción de la planificación aumenta cuando más nos acercamos a la sesión de entrenamiento especificando las tareas/ejercicios a realizar y las variables que intervienen en el proceso de entrenamiento (objetivos, contenidos, relación volumen de entrenamiento/carga, etc.). De esta forma analizando el entrenamiento diario, podremos conocer cómo ha sido el trabajo durante un periodo concreto, extrayendo de él las variables anteriormente expuestas.

Es necesario establecer, definir y concretar inicialmente antes del desarrollo de una temporada todas las variables que inciden en el desarrollo del proceso de entrenamiento.

Además, el proceso de planificación es un proceso dinámico, ya que el entrenador debe ir comparando lo planificado con lo ejecutado y realizar las pertinentes modificaciones al diseño inicial, adaptándose a las necesidades reales del entrenamiento.

El análisis previo de estas variables de entrenamiento facilitará el proceso de planificación, mientras que el análisis posterior de éstas nos permitirá el control del entrenamiento.

El contenido de los objetivos de trabajo deben tender a elaborar, precisar e introducir en la práctica del entrenamiento los siguientes factores:

Distribuir convenientemente en períodos de entrenamiento, las tareas, los medios y los métodos de la preparación física, técnica, táctica y psicológica de los jugadores y si es posible el control médico y pedagógico para determinar el estado de salud, el nivel de entrenamiento y la forma deportiva de los jugadores.

Una regulación precisa en la interrelación del volumen y la intensidad de los entrenamientos y las competiciones según los períodos y ciclos de entrenamiento.

Elaborar todo el trabajo del equipo en base de un sistema de entrenamiento que cree todas las premisas para que los jugadores alcancen la forma deportiva y el desarrollo adecuado a la edad y que estimule su ulterior crecimiento.

El entrenamiento deportivo, al igual que cualquier proceso pedagógico, está subordinado a las leyes de la enseñanza. Por ello al ponerlo en práctica es necesario regirse por los principios didácticos de la conciencia y la actividad, la observación, la sistematización, la accesibilidad y la sencillez.

La aplicación consecuente de principios de metodología y de contenidos de entrenamiento tiene efectos de prevención, de economía del entrenamiento y de incremento del rendimiento. La estructura temporal de los contenidos de entrenamiento no sólo ha de considerarse bajo los aspectos del aumento del rendimiento, sino que con ello también se cumplen las exigencias de un diseño preventivo del entrenamiento. Al proceso de entrenamiento, como una forma particular de la educación física, han sido llevados sus principios y reglas específicas que concretan los principios didácticos que se utilizan en el deporte.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Subir
website counter
Recuerda la dirección de esta web añadiéndola a tu lista de: FAVORITOS

 

 

 

Puerta Atrás

PUERTA ATRAS

 
La Puerta Atrás en el Baloncesto es un desmarque hacia la canasta del jugador atacante sin balón.
 
El atacante hace intención de recibir el pase, parando en dos tiempos situándose de frente al balón.
 
Para ello muestra la mano del lado exterior como punto de recepción.
 
El pie de ese lado es el que ha dado el último paso.
 
Cuando el defensor se aproxima a la línea de pase, dando frente al balón en su afán por interceptarlo, el atacante le sorprende por su espalda cruzando la pierna del lado exterior hacia la canasta, con un fuerte cambio de ritmo, evitando de este modo al defensor, y a la vez que pide el balón con la mano del lado interior.