Entrecanastaycanasta.com
RESPUESTA A LA CONSULTA

¿Me podría decir que características morfológicas y técnicas, y cuáles son las capacidades coordinativas de cada jugador según su ubicación en el juego?

En el baloncesto la tipología y las habilidades de los jugadores determinan los roles de distribución en la cancha. Siendo la altura un factor importante en este deporte existen otros condicionantes que no pueden ser olvidados para confeccionar un equipo equilibrado que domine las diferentes fases del juego.

El jugador debería actuar en los espacios donde pueda desarrollar mejor sus habilidades personales, en acciones técnicas y tácticas en las que esté más capacitado. Esto obliga a considerar las capacidades de cada jugador. Para alcanzar el mejor rendimiento, los sistemas han de estar adecuados a las capacidades individuales, estableciendo funciones y tareas propias para cada jugador.

Para alcanzar niveles de alto rendimiento son necesarias características morfológicas, habilidades técnico-tácticas, capacidades físicas y cualidades de personalidad muy concretas. Los factores morfológicos constituyen un parámetro importante en el baloncesto, pero no el único. El rendimiento es el resultante de la suma de estos y otros factores tales como las habilidades técnico-tácticas y las cualidades físicas específicas así como de personalidad.

Velocidad, fuerza, resistencia, flexibilidad y coordinación deberán ser desarrollas para alcanzar las más óptimas capacidades físicas que permita al jugador precisión y rapidez al mismo tiempo, soluciones técnico–tácticas con la mínima demora y prolongar la repetición de sus acciones.

El ideal del jugador de baloncesto debería tener en equilibrio la estructura psicomotriz y la estructura morfológica.

Jugadores interiores

Los jugadores altos, por problemas de agilidad y coordinación, suelen ser ubicados en posiciones próximas al aro. Su altura hace aconsejable que jueguen de espaldas en espacios reducidos cerca del aro. El equipo que posee un jugador alto con las habilidades técnicas para jugar de espaldas puede marcar diferencias. Para el dominio de estas habilidades se necesita de un entrenamiento específico de los fundamentos.

Los equipos que tienen en sus filas jugadores polivalentes en el juego interior-exterior con habilidad en el tiro desde la distancia tres puntos pueden desarrollar situaciones de juego  de alto rendimiento.

  • Factores morfológicos: gran altura y peso.
  • Factores de motricidad: diferentes tipos de tiro próximos al aro. Participación activa en los bloqueos directos y en las triangulaciones.

Alero fuerte.

  • Factores morfológicos: gran altura, musculados y carentes de tejido graso.
  • Factores de motricidad: precisión y manejo de balón aceptables.

Alero bajo:

  • Factores morfológicos: altura, bajo volumen muscular y presencia de tejido graso.
  • Factores de motricidad: precisión, potencia explosiva, rapidez y resistencia.

Jugador escolta:

  • La reacción, la velocidad en los desplazamientos y la destreza de los fundamentos son esenciales, y también su colaboración en la organización del juego. Normalmente es un jugador con gran capacidad de anotación.
  • Factores morfológicos: altura, alto volumen muscular y alguna presencia de tejido graso.
  • Factores de motricidad: alta capacidad de desplazamiento con balón y precisión en los tiros y pases.

Jugador base:

Es imprescindible contar con la colaboración de un jugador base inteligente que lidere al grupo, que canalice las instrucciones del entrenador y discipline al resto del grupo para poner en marcha los mecanismos trabajados en los entrenamientos. Es el responsable de la organización y de la conducción del juego. La personalidad y condiciones técnicas de este jugador serán determinantes.

  • Factores morfológicos: menos altura, volumen muscular marcado.
  • Factores de motricidad: manejo del balón preciso y rápido. Estructura motriz eficaz.

 

Las aptitudes necesarias para la práctica del baloncesto a niveles de alto rendimiento son:

  • Altura.
  • Flexibilidad, resistencia, equilibrio, fuerza, coordinación, velocidad.
  • Destreza y precisión.
  • Reacción.
  • Orientación espacial
  • Razonamiento inductivo y deductivo.
  • Creatividad.
     

Entrenamientos específicos.

En resumen, los jugadores deberían perfeccionar los siguientes aspectos ofensivos, además de todos los defensivos, individuales y de grupo.

Base y escolta:

  • Trabajo de técnica individual, pase y bote.
  • Penetraciones hacia canasta.
  • Tiro exterior, después de dribling y en estático.
  • Control y lectura del juego.

Aleros:

  • Tiro desde distintas posiciones exteriores.
  • Pases interiores.
  • Finalización del contraataque.

Pivots:

  • Tiros especiales cerca del aro y de corta distancia. Si tiene buen tiro, trabajar también los tiros desde posiciones exteriores.
  • Rebotes ofensivos y defensivos.
  • Primer pase de contraataque.